Textos Humanísticos

Nos referimos a las disciplinas humanísticas cuando hablamos del pensamiento del hombre (Filosofía), del pasado (Historia), de la expresión artística y literaria (Literatura), Psicología, Filología, Sociología, Política…

Las características de los textos humanísticos son:

  • Vocabulario abstracto: abundancia de nombres abstractos como esencia, modernismo, acromatismo, etc.
  • Cultismos y palabras griegas y la latinas: muchas de las disciplinas humanísticas tales como la filosofía tienen términos introducidos por filósofos, teólogos griegos, medievales, renacentistas sobre bases léxicas latinas y griegas.
  • Tecnicismos tomados del léxico común: se introducen neologismos o palabras nuevas que se forman a partir de palabras ya existentes en el idioma, por ejemplo: pensamiento, estructura…
  • Léxico conservador o arcaizante: el léxico humanístico se renueva poco aunque con frecuencia los términos antiguos toman significados nuevos.

Dentro de los textos humanísticos cabe destacar el ENSAYO.

El Ensayo

El ensayo es un texto argumentativo en el que se exponen las reflexiones personales (ideas, valoraciones, opiniones, etc) del autor sobre un tema.

El autor de un ensayo es libre de presentar sus ideas en el orden en que desee, sin embargo, se crearan diferentes estructuras:

  • Estructura Analítica: las tesis se formula al principio seguida de los argumentos. En el párrafo final puede volver a aparecer la tesis como conclusión para reforzar la postura del autor.
  • Estructura Sintética: en este caso se formulan en primer lugar los argumentos y finalmente la tesis como conclusión.

El ensayo se caracteriza por:

  • Amplitud temática: cualquier es adecuado para un ensayo.
  • Falta de exhaustividad: el escritor de ensayos trata los temas con cierta profundidad y rigor pero sin agotarlos.
  • Subjetivismo: puesto que en un ensayo aparen las ideas, opiniones e impresiones del autor.
  • Lenguaje preciso, a veces técnico pero al tratarse de reflexiones y opiniones personales, es habitual hallar en estos textos la presencia del emisor o narrador. Aparecen incluso recursos estilísticos tales como metáforas, comparaciones, personificaciones, etc que hacen que algunos ensayos sean verdaderas piezas literarias.