La Narración y el Desarrollo del Niño

El acto sencillo y cotidiano de contar un cuento a un niño es uno de los fundamentos de su desarrollo. La narración forma parte de buena parte de los actos de habla tanto de los adultos como de los niños y niñas: puede surgir en medio de una conversación, como cuando la criatura explica un hecho cotidiano o bien durante el juego simbólico, el que tiene igualmente un papel muy relevante en el desarrollo infantil. Las narraciones son “formas privilegiadas de discurso que tienen un papel central en casi todas las conversaciones”. Se considera que los tres años de edad del niño ya tiene una noción sobre qué es una historia.

La narración ha sido una forma del ser humano de contar su experiencia, sus orígenes como grupo, a través de los mitos, las leyendas, los cuentos populares, etc. (Calsamiglia & Tusón, 1999). Es fruto de una tradición oral que, a través de los relatos, pone al alcance del niño todo un mundo de conocimientos lingüísticos y sociales (Casanueva, 1993), contribuyendo al desarrollo cognitivo, social, imaginativo, del nen.14 También se ha estudiado que la competencia narrativa está relacionada con el rendimiento académico y el alfabetismo temprano (Isbell, Sobol, Lindauer, & Lowrance, 2004; Nicolopoulou, 2007).

Por todos estos motivos la narración ha sido el objeto de estudio de numerosas investigaciones realizadas desde múltiples enfoques teóricos. También en el ámbito del desarrollo tiene un lugar protagonista, ya que su omnipresencia en los actos de habla (Strömqvist & Verhoeven, 2004) favorece la naturalidad de la recogida de datos y asegura que lo que analiza no sea algo alejado del uso habitual que hacen las criaturas de la lengua. el hecho de narrar un acto cotidiano, una anécdota, o un cuento, no causa extrañeza en las criaturas, y las características de esta producción nos hablarán de una competencia discursiva, la narrativa, que es de las primeras que el niño adquiere (Quasthoff, 1997).

De entre los diversos tipos de texto existentes (descripción, argumentación, explicación, etc.), nos centramos en la narración por su importancia en la comunicación humana, por su papel en la transmisión cultural y por su omnipresencia en los actos de habla aunque este modo textual también puede incluir otros (sobre todo el descriptivo y el diálogo).